Tuesday, August 04, 2009

Reseña de La virgen cabeza, de Gabriela Cabezón Cámara (Eterna Cadencia)

Paraíso de mierda
Como una flor que surge en un basural con tal exhuberancia como para que su despliegue fuerce –aún sin perder fragilidad- un reacomodamiento de lo demás en torno suyo: así está escrita la historia de esta madura primera novela y así es el proceso que vive su protagonista. Que no es, en rigor, ni la “travesti santa” villera a la que le habla la Virgen y con su prédica milagrosa comienza a organizar el barrio, rescatar a los pibes de la densa oferta de atajos a la muerte que les presenta el mundo, ni tampoco es la periodista policial que en principio se acerca a ella para escribir su historia y salvarse ganando algún concurso con esa representación mediática, no: la protagonista de esta historia es la comunidad villera, la villa misma, y la única salvación posible deriva de juntarse.
¿Qué es una villa? La autora evita contestarlo desde los clichés del temor clasista o la buena conciencia progresista. Con un registro casi delirante, pletórico pero de lectura veloz, entre el desgarro y la fiesta (en diálogo con Spinoza y Nietzsche, Aira y Cucurto), ajusta la pregunta desde una ética y en pos de una fertilidad imaginativa: ¿qué puede una villa? Su esplendor vitalista puede hacer de cualquier cosa un recurso, puede redefinir qué es la riqueza y la belleza, y hasta puede resultar, después de su impiadosa destrucción a manos de la valorización capitalista del espacio urbano, un paraíso perdido.
Publicada en Rolling Stone de Julio

2 comments:

Julio César Fernández said...

La verdad que esta buena la propuesta del libro.Estaría bueno hasta que punto literariamente puede esquivar los lugares comunes a donde la mayoría recurre cuando habla de estos temas.

Julio César Fernández said...

Me había olvidado
Mi blog:
http://www.debatepopular.blogspot.com